EDITORIAL, Voces regionales enero de 2010

La crisis del campo

Para nadie son ajenas las alzas en los productos de la canasta familiar en los primeros días de cada año, pero en esta oportunidad el peso de las mismas, tuvo una incidencia mayor por  efecto del verano y de las cinco consecutivas e inclementes heladas de principios de enero, que ocasionaron grandes pérdidas a ganaderos y agricultores de la Sabana de Bogotá y el Norte de Cundinamarca.

Las heladas arrasaron con cultivos de fresa, papa, arveja, ocasionando alzas hasta del 100% en estos productos. Los pastos quedaron literalmente tostados, pero ni las grandes procesadoras ni el gobierno han propiciado una justa alza que mitigue un poco las pérdidas de este sector del agro, y muy seguramente harán lo que siempre han hecho para consumir más al sector, importar leche subsidiada y de mala calidad de Europa y de los USA. Tampoco se escaparon las flores, donde hubo pérdidas enormes y despido de trabajadores

El gobierno ha salido al paso, ofreciendo créditos blandos, refinanciación de créditos existentes y otras medidas que no alivian ni  en un 10% las  pérdidas causadas y que solo benefician a un grupo muy pequeño de hombres del campo  que, para el caso de la Sabana y Norte Cundinamarca, han podido recoger las migajas que dejaron los agricultores y ganaderos ricos del país. ¿Pero qué va a pasar con los campesinos pequeños y medianos  venidos a menos por las quiebras sucesivas y que se encuentran reportados a las centrales de riesgo? ¿Qué pasará con la inmensa mayoría de campesinos pobres de Cundinamarca y Boyacá que no tienen siquiera una cuenta bancaria, que no están en capacidad de presentar ningún proyecto dentro de la política de Agro Ingreso Seguro y que lo han perdido todo?. Nada porque en este país no hay políticas serias, ni confianza de los gobernantes para este vulnerable y pacifico sector de la población Colombiana

Lo anterior sumado a la actual crisis que tiene el país con sus vecinos Venezuela y Ecuador y la desidia de algunos burgomaestres locales  para solucionar los problemas del sacrificio  de sus municipios, han obligado al campesino medio y pobre a vender sus animales por el dinero que le den en los mercados locales de las últimas semanas, y entregar su ganado gordo a precios muy bajos, que entre otras cosas no se ven reflejados en el consumidor final.

La disminución de las fuentes de agua en quebradas riachuelos, nacederos y pequeños y medianos afluentes, ha incidido ostensiblemente en esta crisis de los hombres del campo, crisis que en muestra opinión no ha tocado fondo. Solo hay agua para el consumo humano y los animales ya empezaron a morirse por falta de agua para beber.

A escasos 50 días de las elecciones para conformar el Congreso Nacional, pocas voces de quienes aspiran,  se han expresado a favor del campo, en buscar una solución para los damnificados; tal vez olvidan que allí hay una gran potencial electoral, que requiere una voz que los represente y reclame por ellos en los momentos difíciles como el que atraviesan actualmente.

Como sería de oportuno proponer y debatir una verdadera política agrario que permita entregar tierras a quienes la trabajan, recursos a quienes lo necesitan y para los sectores más vulnerables, distritos de riego, subsidios y educación e ilustración que les permita competir en igualdad de condiciones con los ricos financiadores de campañas electores y amigos del gobierno de turno y el poder.

Las lluvias se ven lejanas en el horizonte y mientras los padres de la patria solo están preocupados por buscar su reelección para beneficio de sus pocos amigos y familiares.

2 respuestas a EDITORIAL, Voces regionales enero de 2010

  1. NENE dice:

    Mis abuelos y mis padres dicen de éste artículo que es la realidad que estamos viviendo y mientras nuestro representante Joaquín Camilo ocupa su tiempo en proponer leyes inocuas como la de festejar los 408 años de Nemocón. Dicen mis padres que otro senador chocontano llamado Rafael Cortés, que disque es muy buen hombre, propuso e hizo aprobar una ley similar para Chocontá a la cual nunca le asignaron presupuesto, ni un peso. Representante nunca escuchamos su participación en un debate en el senado defendiendo al campesino pobre y sin tierra que somos la mayoría de sus coterráneos. Parcero ojo con su voto representante que no nos representa hay que cambiarlo por otro. No más de la misma vaina

  2. Marcos dice:

    Mientras nos sigamos equivocando en el voto, tendremos chupe para tiempo. Los campesinos seguiremos jodidos, mientras los mentirosos de cada cuatro año vengan con el cuentico de que mañana les arreglamos todos. Ya el pueblo se mamo de comer tanta mentira de estos rufianes. Cojan oficio, pero no más engaños al campo y a los más vaciados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: